Los beneficios para la espalda de la Nordic Walk

Mitigar los dolores de espalda está muy relacionado con fortificar sus músculos y realizar ejercicios que puedan ayudarnos a prevenir

El ejercicio físico es una gran manera de prevenir el dolor de espalda; todos saben de las virtudes de la natación, por ejemplo, pero existen otras modalidades deportivas que requieren menos esfuerzo y que fortalecen de igual manera. Una de ellas es la Nordic Walk, un tipo de caminata que se caracteriza por el uso de bastones como punto de apoyo al caminar por pasajes naturales.

Ejercitar la zona de la espalda puede ayudar a prevenir en gran medida los dolores, ya que se mejora el tono muscular y hace que los músculos se vuelvan mucho más ágiles y flexibles. En el caso de esta modalidad de marcha, la espalda realiza un movimiento rotacional que repercute en la columna. Para este tipo de movimiento son esenciales los bastones: obligan a tener la espalda recta y a evitar sobrecargas innecesarias.

Por otro lado, al poner a funcionar todo el cuerpo, la lubricación natural de las articulaciones es más elevada, con lo que evitaremos hacernos daño en ellas. Además, evitaremos que aparezca rigidez en los discos intervertebrales. Así mismo, también se va a desarrollar un trabajo a nivel ligamentoso y muscular: la resistencia muscular será mucho mayor y sobre todo la sujeción y soporte de la espalda mejorará considerablemente.